Del frenesí, a la calma.

El frenesí de las giras…

La última vez que me senté a escribir, estaba justo por comenzar el Festival Internacional de LiveLooping Mexico Y2K19, como cada año, nos reunió a muchos amigos ya de antaño, y añadió a las filas del sonobucle a otros tantos, siempre, el trabajo de Eliud y Liz es un esfuerzo titánico por hacer que la comunidad loopera crezca y se vuelva más cercana al rededor del mundo.

Poco sabía lo que me esperaba después de esas fechas. Sólo un par de semanas después, volé a NY para compartir el escenario con una de mis bandas favoritas, y ahora mis amigos, You Bred Raptors? (Si, así con el signo de interrogación, y vayan y escuchen su música, es un deleite). Platicando con Peat (su bajista), aprendí mucho de la manera de trabajar de los músicos de una escena tan voraz como lo es NY. Los foros independientes, la competencia, la estabilidad de los proyectos. Como en cualquier lugar, el problema no es posicionarse, es mantenerse.

Si bien estuve en la ciudad menos de 48 horas, el aprendizaje, la inspiración, y la complicidad que de ahí me traje, se van a mantener presentes en mi música por mucho tiempo más.

Empieza Junio, y con eso, mi viaje en autobús a Pittsburgh, que si quieren conocer a detalle lo que esa semana de festival fué, les invito a que lean el blog de mi amigo John Allen, quien fué una de las mejores casualidades que me pude encontrar. Compartiendo con él una casa de AirBnB, comiendo tacos (preparados por él, por supuesto, con sazonador sabor taco, aceitunas y todo lo necesario para el auténtico sabor taco…), y su pasión tan genuina por hacer música y crear lazos con quien pudiera, dentro de esta creación de vínculos, terminé por conocer a Peter Murray, de Pigtronix, y ahora soy oficialmente parte de la marca, pronto estaré subiendo videos de mi uso del Infinity Looper y por qué ha sido mi herramienta predilecta en el sonobucle.

También tuve la gran experiencia de tocar en vivo en radio, en Saturday Light Brigade, y si dan click en ese link, pueden escuchar la entrevista completa, junto con la música que toqué ese día.

La Calma después de la Tormenta…

Solo es un respiro, no silencio…

Nunca es malo volver, en especial por la efusiva manera de mi perro de recibirme, comer tacos de verdad, y algunas cosas en la cotidianidad que ayudan a volver a plantar los piés, trabajar nuevas ideas, y planear los siguientes pasos.

Pero no todo es dicha y logros. También hay obligaciones que pesan y realidades que abruman.

Habiendo vuelto a la ciudad, hay proyectos por echar a andar, que les quiero compartir pronto, y por supuesto más música. Pueden escuchar una versión corta de la música nueva aquí, además de que pueden seguir mis otros proyectos, Alenky, y Punto de Fuga.

En realidad, no tengo mucho que decir de los últimos dos meses, la mayoría han sido sucesos tan espontáneos como valiosos con la gente que he tenido cerca recientemente…

De lugares, caminos, y lecciones...

La música que he ido componiendo, es en buena medida, autobiográfica.
Cada una de las piezas que componen Canciones para un Viaje sin Regreso son el reflejo de un momento o etapa de mi vida, en especial los hechos vividos el par de años que me llevaron a la creación de Violoncheloops en medio de muchas casualidades.

En los recientes tres o cuatro meses, he ido trabajando en el material para mi siguiente producción (Que espero que salga pronto), cuyos temas principales ya he presentado en vivo, otros no tanto.
Compartí el escenario con Virrey, presenté mi música en televisión en vivo en Texas y pisé escenarios que no conocía. Llevar una vida con esa clase de experiencias se ha vuelto cada vez mejor y más inspirador, y también más difícil cuando tengo que reincorporarme a mi rutina local.
Mi andar me ha llevado a cruzar caminos con gente que se ha vuelto importante, lo sepan o no, me han dado lecciones muy valiosas (aunque a veces dolorosas) y es por esto que cada una de las piezas en el siguiente material es dedicada a ustedes, a quienes espero tener la oportunidad de ver a los ojos mientras interprete la música en la que se han convertido.
Como si este frenesí de experiencias y personas fuera poca cosa, mañana empieza extraoficialmente el Y2K International Live Looping Festival México, lo que significa otras dos semanas de locura, de compartir espacio con amigos que se han vuelto familia, conocer más músicos, y aprender tanto como sea posible de ellos…
A mis amigos es a quienes les debo todo.